¿Te atreves a soñar?

Seguramente, más de una vez te preguntas qué quieres para tu vida, para con dificultad encontrar respuestas pero, ¿Te atreves a soñar? Lo que sí es seguro, es que tus respuestas se terminan pareciendo a lo que, afirmativamente, sabes que no quieres en tu vida. Desde pequeños nos enseñan multitud de conocimientos, pero no tanto a confiar en nosotros mismos. Creer en ti y tener muy claro lo que quieres puede ser, por muchos, tildado de prepotencia. Si eres un soñador, no faltará, incluso en tus más allegados, quien te diga que eso es como el cuento de la lechera. Curioso cuento que alguien debió de inventar para que los demás dejaran de soñar. Walt Disney, un verdadero soñador dijo una vez: “Si tienes un sueño y crees en él, corres el riesgo de que se convierta en realidad”. Pero claro, el camino no es fácil, para nada. Pero tampoco lo es el camino sin sueños. Lo que si es necesario es identificar ciertos aspectos antes de comenzar a crear tu propio sueño.

  1. Reconoce tu zona de comfort
  2. Identifica a su alrededor tu zona de aprendizaje
  3. Más allá de estas dos zonas, está la mal llamada zona de pánico (para los pesimistas) y la bien llamada zona mágica (zona de los grandes retos). En ella te pueden ocurrir cosas maravillosas.

Esta zona es clave, pues habrá una inercia que te intentará arrastrar hasta las zonas anteriores. Esta inercia está caracterizada por la tensión emocional y está llena de miedos. Pero, hay otro campo de inercia. El de la tensión creativa, plagada de motivación. Si te dejas llevar por ella te arrastrará hacia esas cosas maravillosas.

Persigue tus sueños

VACA PALOMA EL CORTO

enero 15, 2016